“No mires hacia atrás con ira, ni hacia delante con miedo, sino a tu alrededor con atención”

James Thurber

No sabemos si será el karma, el universo que se despista a veces o ¡qué leches! pero hay días (o temporadas enteras) que te viene todo de golpe y no sabes ni por dónde tirar.

Y mira que lo intentamos con todas nuestras fuerzas ¿eh? Que si taza de desayuno y sobre de azúcar con frase “mega positiva”, agendas que te dicen qué feliz puedes ser, echar a correr al ver gente “gris”… Hasta nosotras hemos optado por: “Para todo mal de ojo, amárrate un hilo rojo” y llevamos la correspondiente pulserita roja (por si acaso jeje).

Pero a veces la culpa no es de nuestro alrededor, de las conjeturas del universo y demás historias que queremos creer. A veces, tan solo nos falta mirar a nuestro interior. Nuestra actitud al fin y al cabo es la que determina cómo afrontamos nuestro día a día.

CYMERA_20181111_190229.jpg

Foto de @tripixelsport

Y es que nos olvidamos del “aquí y ahora”, de los momentos que vivimos y de lo que sentimos. En cambio, andamos con prisas, cargados de responsabilidades, de preocupaciones que ni nos corresponden, de culpas y hasta de “mochilas emocionales”.

28151959_1953471378299685_4772171633265737728_n

Por eso… ¿qué tal si nos miramos el ombligo y observamos cómo encauzar esas nubes grises que nos persiguen?

  • Dejemos de “rumiar” tanto con nuestra mente. Hay un proverbio chino que dice: “Si un problema tiene solución ¿para qué te preocupas?; y si no tiene solución…¿para qué te sigues preocupando?”.

CYMERA_20181111_190841.jpg
 

  • Busca tiempo para desconectar. Nuestro día se basa en comer, dormir y trabajar (y en preocuparnos). Sin darnos cuenta nos metemos en una rutina que no tiene mucho sentido y en la cuál no nos cuidamos a nosotros mismos una castaña. Conecta contigo, sin más.

IMG-20180121-WA0005

  • Cuidemos nuestra autoestima. Nosotras tenemos la clave para que empieces a sentirte mejor: ¡¡¡muévete!!! al principio cuesta, lo sabemos (como todo). Pero conforme vayas incorporando a tu vida la actividad física verás que sus beneficios son mágicos.

CYMERA_20181110_131936.jpg

  • Cultiva la atención plena. Con el pasado y el futuro no podemos hacer nada. Lo que ya ha sucedido no podemos cambiarlo y lo que vendrá ni siquiera existe. Por tanto… ¿qué tal si miramos a nuestra gente bonita? ¿Qué tal si nos concentramos en hacer deporte, en meditar, en observar nuestro presente?

CYMERA_20180909_092753

  • Agradece lo que tienes. Porque lo malo nos nubla la mente pero ¿qué pasa con lo bueno? Que se nos olvida, que no le damos la misma importancia y que sentimos que ni existe. Y no hablamos de que nos toque la lotería (que tampoco estaría mal jejeje) pero sí de apreciar un mensaje que te envía una amiga, de compartir una entrenamiento con tu madre, de dar o recibir un abrazo intenso.

CYMERA_20181111_182537

Así que fíjate en todo lo bueno que tienes a tu alrededor

Y fíjate en tu interior

Pero hazlo hoy, aquí y ahora

Juntas Es Mejor

CYMERA_20181111_182838.jpg